lunes, 26 de mayo de 2008



El experimento
Por Jessica Zermeño

Dale al hombre un poco de poder y lo volverás loco en un día, esto queda comprobado con ‘El experimento’ (2001), película de origen alemán dirigida por Oliver Hirschbiegel. El guión de esta película fue adaptado por Mario Giordano, Christoph Darnstädt y Don Bohlinger de la novela 'The experiment-Blac box, inspirada en sucesos reales con estudiantes de la universidad de Stanford, pero que no llegaron a tanto como en el argumento de esta película.
La trama es sencilla, nos plantean a veinte hombres que por cuestiones de dinero se prestan como conejillos de india para un estudio científico. Las reglas del juego son claras: 14 días encerrados y vigilados por cámaras y científicos. La suerte los coloca en un nuevo status 8 policías y 12 presos. Los policías deberán mantener el orden. Los prisioneros obedecer y guardar respeto.
La premisa del film es contarnos cómo los seres humanos estamos a expensas de ser corroídos por la ambición y el poder. En un mundo donde personas comunes y corrientes, de un día para otro, se convierten en terribles victimarios. Pero también, como otros agachan la cabeza y aceptan las vejaciones con tal de sobrevivir, anulando así toda su individualidad.
La película es cruel, aterrorizante, realista, demente y causa en el espectador esa buena dosis de suspenso y escalofrío al descubrir tormentos como el encierro de un hombre claustrofóbico en una caja negra, o la obligación de otro alérgico a la lactosa a beber su leche, humillaciones que poco a poco le otorgan más poder a los guardias, hasta que todo se sale de control y rebasan la realidad, sumergidos en la locura de defender un proyecto que ya no existe.
La película fue presentada en el 2001 y para ser la opera prima de Oliver Hirschbiegel la crítica la recibió con grandes expectativas por la sencillez del film y lo relevante del tema. Además fue ganadora de todos los premios de los festivales de cine en Alemania (5 premios de cine Alemanes, 3 Bavaria Films y fue seleccionada por Alemania para competir en los Oscar), cabe señalar que Alemania es un país que se destaca por no exportar films y aún así este argumento logró cautivar al público alemán y extranjero en las salas de cine. Las expectativas de taquilla de Hirschbiegel era que pudieran entrar medio millón de personas a los cines en Alemania. Pero finalmente obtuvieron dos millones.
Muchos atribuyen parte del éxito, no sólo a la trama, si no a la presencia de Bleibtreu protagonista de ‘Corre, Lola Corre’.
La versatilidad de este director amante de los Reality Shows permitió la participación activa de los actores en el desarrollo de la historia. Ya que todas las entrevistas de los personajes que vemos en el film no estaban contempladas en el guión original.
“Comencé haciendo las entrevistas cuando me di cuenta que no estaba muy claro lo que tramaban los personajes. Las entrevistas siempre se hicieron luego de largos días de filmación. Sólo coloqué a los actores frente a la cámara. Estaban en personaje, así que no tenían idea de lo que iba a preguntar. Pretendía ser el Profesor Thon antes de recibir información de los psicólogos. Traté de imaginar qué tipo de preguntas haría un científico. Era extraño porque el límite entre la ficción y la realidad se volvía muy delgada” confesó el director en una entrevista.
Además defendió que para su primer largometraje Hirschbiegel estaba interesado en realizar un cine completamente en alemán y desecho las propuestas de cine en inglès que tenía en la mesa. “El cine alemán…está cambiando, pero antes tenía una mala reputación. Nunca habíamos figurado en los festivales internacionales excepto por las películas muy artísticas. Y eso de ser responsable y lidiar con temas relevantes, y al mismo tiempo ser entretenido y crear suspenso, no es muy típico del cine alemán, pero es típico en mí. Es como que mi estilo. También tuvo que ver con orgullo, o algo así. Quería que fuera Alemana”.
Así Hirschbiegel comenzó una fructífera carrera en cuanto a filmografía se refiere. Mastarde dirige Mein letzter (2002), luego en 2004 estrena Der Untergang (La Caída), historia que narra los últimos días de Adolfo Hitler, la cual tuvo un gran impacto al ser la primer película realizada por alemanes que abordaba este tema. Por otro lado ganó un gran número de premios y reconocimientos incluyendo la nominación a mejor película extranjera en los Premios Oscar. Actualmente estrenó The Invasion protagonizada por Nicole Kidman y Daniel Craig.
Por mi parte, la recomendación queda abierta con todos estos elementos que bien lo mantendrán al borde de su asiento y con deseos de detener la película en algunos momentos.

Yo abusaré de mi pequeño poder, y le ordeno escribir un comentario despiadado de mi crítica a zerjess@hotmail.com o déjelo aquí…


Los críticos opinan:
“Claustrofóbica y enfermiza como la peor de las pesadillas. Fría y aséptica como esa cárcel simulada que, a modo de sala de operaciones, sirve para diseccionar la naturaleza humana a corazón abierto y sin anestesia. Cruda y despiadadamente desnuda como el aspecto que presenta una res muerta colgada en el interior de un matadero bajo la macilenta luz de los fluorescentes”.
Tònia Pallejà

“Su trascendencia es abrumadora, su interés es indudable, su argumento llamaba para rodar una película y es de agradecer que se haya realizado”
Rubén Corral

La escena:
Hay muchas escenas fuertes muy disfrutables, pero sin duda una de las que a mi gusto tienen una gran carga no sólo psicológica es el encierro de Tarek en una caja negra. Impactante desde que se plantea tan sólo la posibilidad de meter ahí a un ser humano.
Para reírse:
Coincido con otros críticos que la escena de la visión en verde para dejarnos ver a Tarek en la caja le quita impacto y nos hace pensar en lo irreal de dicha visión, por los encuadres y el supuesto espacio que éste tiene dentro de ella. Me dio risa.
Los aplausos:
Bien para el equipo de Montaje a cargo de Hans Funck y de Decorados de Uli Hanisch, sé que el director hizo una petición extrema sobre que eso no fuera costoso, llamativo y que tuviera todo el realismo de una recreación científica, a mi me llevaron a esos laboratorios de perdición.
La recomendación:
Busque un momento de soledad. Siéntese, respire hondo, ponga play a su DVD y prepárese para disfrutar de una historia lineal con la esperanza de que en más cuanto transcurren los minutos el caos termine pronto. Luego reflexione cuántas veces a abusado de su pequeño poder…



Ficha técnica:
Dirección: Oliver Hirschbiegel.
País: Alemania.
Año: 2001.
Duración: 120 min.
Interpretación:
Moritz Bleibtreu (Tarek Fahd. Prisionero nº.77),
Maren Eggert (Dora),
Christian Berkel (Steinhoff. Prisionero nº.38º),
Justus von Dohnanyi (Guardián Berus),
Oliver Stokowski (Schütte. Prisionero nº.82),
Timo Dierkes (Guardián Eckert),
Nicki von Tempelhoff (Guardián Kamps),
Antoine Monot Jr. (Guardián Bosch),
Wotan Wilke Möhring (Joe. Prisionero nº.69),
Andrea Sawatzki (Dra. Jutta Grimm),
Edgar Selge (Profesor Dr. Klaus Thon),
Polat Dal (Prisionero nº.40),
Stephan Szasz (Prisionero nº.53),
Danny Richter (Prisionero nº.21),
Ralf Müller (Prisionero nº.15),
Markus Rudolf (Prisionero nº.74),
Peter Fieseler (Prisionero nº.11),
Thorsten Dersch (Prisionero nº.86),
Sven Grefer (Prisionero nº.94),
Lars Gärtner (Guardián Renzel),
Markus Klauk (Guardián Stock),
Ralph Püttmann (Guardián Amandy),
Philipp Hochmair (Lars),
André Jung (Ziegler),
Uwe Rohde (Hans).
Guión: Mario Giordano, Christoph Darnstädt y Don Bohlinger; basado en la novela 'The experiment - Blac box'.
Producción: Norbert Preuss, Marc Conrad y Fritz Wildfeuer.
Música: Alexander van Bubenheim.
Fotografía: Rainer Klausnabb.
Montaje: Hans Funck.
Dirección artística: Andrea Kessler.
Vestuario: Claudia Bobsin.
Decorados: Uli Hanisch.

PD. Me he prometido a mi misma ya no escribir tanto, espero que la sinopsis ahora si haya quedado lo más sintetizada posible para no aburrir a nadie.

2 comentarios:

Abuelo de Miguel dijo...

Creo, de nuevo, que en tu crítica se refleja tu formación de periodista. Los comentarios de tus compañeros no están mal, pero tu procuras proporcionar información (pensando en un lector) y tienes el oficio de la redacción.

Bien,pero no te confíes. Nunca dejes de hacerte autocorrección.

Cyrana dijo...

gracias, Jessi!

están las dosis adecuadas para que tu lector se involucre y participe de la emosión de ver la peli.
si te fijas en la frase de Tònia Pallejà que elegiste, éste usa adjetivos harto pesados que no necesitan explicación adjunta. a ese punto se intenta llegar en una crítica cinmatográfica.
Sintetizar a tal punto que el argumento, lo técnico y las interpretación sea reinterpretado en poquüisimas palabras.
a eso me refiero en ecología linguística...usar lo que consideres estrictamente sano para el lector y por supuesto para tu interpretación del dicurso.
jajajaj
que por lo pronto, parece que no logrüe en esta sugerencia.
sugerencia, no subestimes a tu lector, en tu apartado Para Reirse, estás citando la apreciación de otra persona. si estás de acuerdo con ella, cítala. no pasa nada por decir, "al igual que...consideré risible el recurso que el director presentó para...", dale?

en general he leído tu avance y agrada mucho el cuidado que le imprimes a tus trabajos!

vida, crecimiento y creatividad para tí!
sea!